Notas Varias

Como en Brasil, Macri ya evalúa una reforma laboral tras las elecciones

El resultado de los comicios será clave para determinar la profundidad de los cambios en el mundo del trabajo. Presión empresaria y fuertes críticas sindicales

Macri defendió el operativo de desalojo en la planta de Pepsico

El resultado de los comicios será clave para determinar la profundidad de los cambios en el mundo del trabajo. Presión empresaria y fuertes críticas sindicales

El resultado electoral de octubre se impone para el Gobierno como una instancia decisiva para el futuro de su apuesta por avanzar en profundos cambios en la legislación que regula el mercado de trabajo en la Argentina.

La ambiciosa reforma laboral que acaba de sancionar la gestión de Michel Temer en Brasil ofrece un envión contundente para los planes con los que Mauricio Macri pretende encarar el segundo tramo de su mandato, pero en la Casa Rosada advierten que más decisiva aún para sus objetivos será la relegitimación de su gestión en las urnas. Un triunfo contundente de la oferta electoral oficialista otorgará al Ejecutivo un margen de acción amplio para acelerar los cambios que pretende en materia laboral y reducirá las chances de los sectores opositores y del sindicalismo para bloquear esas modificaciones.

Una victoria acotada o una derrota de Cambiemos en las urnas, en cambio, ofrecerá a la oposición un oxígeno clave para contrarrestar la embestida pro-reforma y reducir los cambios a simples retoques de maquillaje.

En el mientras tanto que resta para los comicios, el Gobierno comenzó a preparar desde el discurso el terreno para su ofensiva reformista. La denuncia presidencial contra la mafia de los juicios laborales, la multiplicación de intervenciones a los sindicatos, la retórica en pos de modernizar los convenios colectivos en nombre de una mayor competitividad y productividad, y el embate directo contra las protestas callejeras de organizaciones sociales o conflictos laborales como el desalojo de la planta de Pepsico, se inscriben en esa línea.

“Estos vienen en serio contra nosotros y contra los convenios colectivos”, abren el paraguas dentro de la propia CGT, donde admiten sin reserva que solo con la derrota oficialista en octubre podrán dar la pelea en defensa de sus intereses.

En concreto, el Gobierno solo ofreció hasta ahora señales acotadas de sus objetivos reformistas en el terreno laboral. Ellos apuntan, según el borrador que circula en los despachos del Ministerio de Trabajo, que conduce Jorge Triaca, a la necesidad de avanzar con un amplio blanqueo laboral (todavía se debate, incluso en consulta con la conducción cegetista, sobre la conveniencia de que sea a costo cero para los empleadores o mediante un esquema de moratoria en el pago de deudas previsionales).

Además proyecta disponer un recorte de las cargas sociales sobre los salarios mínimos de diferentes actividades para alentar la contratación de nuevos trabajadores, implementar nuevos programas de pasantías laborales y de capacitación, y quizás el aspecto más ambicioso acelerar el proceso de reformulación de los convenios colectivos de actividad en línea con el modelo de cambios acordado con los gremios petroleros para el desarrollo de Vaca Muerta.

Sin embargo, a la luz de la profundidad del antecedente reformista brasileño, algunos funcionarios cercanos al Presidente, con la adhesión entusiasta de importantes actores empresarios, advierten sobre la apertura de un contexto proclive a apuntalar cambios más de fondo sobre la legislación argentina. Bajo el argumento de la necesidad de readecuar el mundo del trabajo para generar empleo, la polémica ley votada el miércoles por el Senado de Brasil supone un verdadero cambio de paradigma en las relaciones laborales del vecino país.

A la par que incrementa la libertad contractual, priorizando los acuerdos individuales o por empresa sobre los convenios colectivos de actividad, reduce significativamente el poder de acción de los sindicatos, flexibiliza las condiciones de contratación y desvinculación de trabajadores, y amplía las posibilidades de tercerización laboral.

En la visión de los principales sectores empresarios argentinos, el ejemplo brasileño ofrece una prueba contundente sobre la urgencia por flexibilizar la rigidez de la normativa laboral local, apuntando sobre dos ejes clave: la reformulación de las formas de contratación y la adecuación de los convenios colectivos.

Desde la vereda de enfrente, los sindicatos ya plantan bandera contra una eventual reforma y llaman a la resistencia en la calle y en las urnas. “No actuar a tiempo sería suicida”, arguyen.

Presión y críticas

La enorme brecha que plantea la reforma brasileña con la legislación argentina ya puso en guardia a los principales sectores industriales locales, que reclaman avanzar en la misma senda en el corto plazo para evitar quedar rezagados en la pulseada por la competitividad con sus pares del vecino país. “Es inexorable el camino de la reforma.

Se impone una adecuación porque tenemos una legislación muy atrasada, profundamente rígida y con una influencia muy corporativa que impide la creación de empleo”, sostuvo el vicepresidente de la Unión Industrial (UIA), Daniel Funes del Rioja. El directivo industrial advirtió que la economía argentina “ya empieza a mostrar algunos brotes verdes, que no se traducen en la creación de puestos de trabajo”, un fenómeno que atribuyó al desequilibrio entre la legislación laboral vigente y las necesidades que plantea un modelo productivo que define nuevas condiciones y categorías laborales.

Similar argumento esbozó el abogado y asesor de empresas Julián de Diego, quien consideró “atractiva” la reforma laboral del vecino país y juzgó como “muy bienvenido” su ejemplo para los cambios que proyecta la administración macrista. “No se si el Gobierno tiene margen político para avanzar, pero es una necesidad imprescindible para ser competitivos en el contexto económico internacional”, indicó De Diego.

El planteo fue respaldado por el titular de Abeceb y ex secretario de Industria, Dante Sica, quien advirtió que la Argentina “deberá mostrar una determinación similar (a la brasileña) y lograr la aprobación de una batería de medidas que permita dar señales a la sustentabilidad fiscal, fundamentalmente mejorar su competitividad para atraer inversiones productivas, que son las que generan empleo”.

Justamente el entramado sindical en todas sus vertientes, con el auxilio de agrupaciones sociales y sectores de la oposición política, ya está enfocado en dar la batalla contra cualquier apuesta reformista.

“No hay dudas de que hay una ofensiva contra los derechos laborales en toda la región, pero tenemos que hacerle frente con inteligencia porque es mucho lo que está en juego en esta pelea”, afirmó el triunviro de la conducción cegetista, Juan Carlos Schmid. Su par en la cúpula de la central, Héctor Daer, señaló que la reforma de Temer supone “un retroceso importantísimo porque destruye el 100% de la legislación laboral” en el vecino país y reconoció que la dirigencia gremial está preparada para dar la batalla por bloquear cualquier intento de replicar esos cambios. Y remarcó: “Lo primero que tenemos que hacer es que el Gobierno no gane las elecciones. Sin legitimidad política no va a poder poner esta discusión encima de la mesa”.

Carlos Tomada, el ex ministro de Trabajo de la administración kirchnerista, recaló también en la relevancia de la instancia electoral para cualquier debate sobre cambios en la legislación laboral.

“Un hecho indispensable para que una contrarreforma pueda caminar es el resultado de la elección. Si gana la oposición hay condiciones para enfrentar la embestida. Pero con un triunfo de Macri habrá menos espacio para confrontar porque es muy difícil plantarse frente a un gobierno que ha sido reelegitimado”, reconoció. No obstante, destacó que, a diferencia de Brasil, las instituciones del mundo del trabajo y los derechos laborales están más arraigados en la sociedad argentina, situación por la cual estimó que “aún triunfando será muy difícil que el Gobierno pueda avanzar con una reforma de semejante impacto” como la alentada por Temer. “Es prácticamente la derogación de la ley de contrato de trabajo, no creo que acá se animen a tanto”, añadió.

Para un histórico abogado sindical como Lucio Garzón Maceda, el clima de reforma está instalado hace tiempo, pero puso en duda cualquier avance oficial previo a las elecciones.

“El Gobierno no va a desaprovechar el antecedente de Brasil, porque supone la descentralización del poder de los sindicatos y la empresarización del trabajador”, razonó el letrado y reclamó a la dirigencia gremial estar preparada para enfrentar la ofensiva que, según opinó, “se discutirá en la calle”.

“Los sindicatos tienen que mejorar su imagen en la opinión pública para poder movilizar, porque hoy los trabajadores están muy claros en la defensa del salario, pero no tanto en el modelo o las condiciones laborales”, alertó.

A su vez, el titular de la Asociación de Abogados Laboralistas (AAL), Matías Cremonte, calificó la reforma brasileña como “una sentencia de muerte para el derecho laboral de ese país” y sostuvo que marca “un retroceso al siglo XIX, como si trabajadores y empresarios estuvieran en un pié de igualdad para acordar las condiciones de contrato”.

Y consideró que “las recientes declaraciones de Macri contra la justicia laboral y los sindicatos, sumado a su origen empresarial, no dejan lugar a dudas de que Brasil es el modelo a seguir por el Gobierno”.

 


Brasil: menos poder para sindicatos y predominio de la negociación individual

El paquete de medidas sancionado favorece los acuerdos por empresa sobre los convenios colectivos. Flexibilizan condiciones de contratación y de despidos

La nueva norma de Consolidación de Leyes del Trabajo (CLT) sancionada por el Parlamento brasileño constituye un conjunto de medidas legislativas que se suman a otras ejecutivas y judiciales en las que avanzó la gestión de Michel Temer desde el año pasado, como la ampliación de los esquemas de tercerización y trabajo temporal o la reducción de fondos a la Justicia del Trabajo, del orden del 30% de sus costos. En conjunto, el paquete supone un verdadero cambio de paradigma en la legislación laboral del vecino país, una reforma que es observada con atención en la Argentina, sobre todo entre sectores gubernamentales y empresarios que presionan por cambios profundos en el mundo del trabajo local.

La flamante ley 13.469 incluye modificaciones en 115 artículos, 106 vinculados estrechamente a modificaciones de las condiciones de trabajo que reformulan en forma íntegra el ordenamiento jurídico laboral brasileño y establecen diferencias muy marcadas con la actual legislación argentina en la materia. (ver aparte). Los principales ejes de la reforma se resumen en:

Aumenta la libertad contractual: prevalecen los acuerdo individuales entre empleador y trabajador o por empresa sobre las convenciones colectivas por actividad. Permite acuerdos individuales para negociar fraccionamiento de vacaciones, pautas y jornada laboral y otras condiciones de trabajo.

Fuerte reducción del poder de los sindicatos: Elimina la contribución obligatoria a los sindicatos, establece que en casos de despidos colectivos no se requerirá homologación sindical y estipula la creación de comisiones de representantes no sindicales de los trabajadores para negociar condiciones laborales con la empresa.

Nuevas figuras laborales: Crea la figura de trabajador autónomo o monotributista dependiente o exclusivo, que puede prestar servicios para un único empleador sin un vínculo laboral permanente. Además se regula la figura del teletrabajo con la imposibilidad del cobro de horas extras. Crea la figura del trabajador hipersuficiente, que con una remuneración mensual mayor a los 11.000 reales (u$s 3500) puede negociar individualmente como si fuera un sindicato y sus cláusulas de contrato individuales podrán valer más que la ley o los convenios colectivos.

Flexibiliza la jornada laboral: Habilita la posibilidad de una jornada de trabajo de 12 horas con 36 horas de descanso. Reduce el período de tiempo de almuerzo de 1 hora a 30 minutos. Elimina el derecho de cobro de horas de desplazamiento (para aquellos empleos alejados del domicilio del trabajador y ubicados en zonas de difícil acceso). Crea un banco de horas para compensación de horas extras sin necesidad de acuerdo colectivo de actividad.

Mujeres embarazadas y lactantes: les permite realizar trabajos insalubres salvo presentación de certificado médico que lo impida expresamente.

Flexibiliza las condiciones de contratación: Crea el denominado contrato intermitente (el trabajador permanece a disposición del empleador sin contraprestación laboral y solo recibe remuneración por el período de prestación de servicios, sin garantía de salario mínimo ni de horas de trabajo). Eleva la jornada máxima de trabajo a tiempo parcial de 25 a 30 hs semanales más horas extras sin establecer garantía de pago de salario mínimo.

Reformula las condiciones de despido o desvinculación: Elimina la obligatoriedad de negociar con sindicatos despidos colectivos. Se desvincula el monto de las indemnizaciones respecto del valor del salario del trabajador.

Restringe el acceso a la Justicia Laboral: los trabajadores que ganan más de 2200 reales (u$s 600) deberán probar la imposibilidad de costear una demanda para tener el beneficio de acceso a la justicia gratuita.

Tercerización: la amplía alcanzando a la actividad principal del establecimiento.

Fuente: El Cronista

Inicio
X
Paro de 24 horas
SUSPENDIDO
El Plenario de Secretarios Generales ha resuelto acatar la Conciliación Obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo por lo que se suspende la medida de fuerza programada para mañana Miércoles 13
PGlmcmFtZSB3aWR0aD0iMTAwJSIgaGVpZ2h0PSIxMDAlIiBzcmM9Ii8vd3d3LnlvdXR1YmUuY29tL2VtYmVkL3NCV1BDdmR2OEJrP2F1dG9wbGF5PTEiIGZyYW1lYm9yZGVyPSIwIiBhbGxvd2Z1bGxzY3JlZW4+PC9pZnJhbWU+
ENJOY AURORA BOREALIS
PGlmcmFtZSB3aWR0aD0iMTAwJSIgaGVpZ2h0PSIxMDAlIiBzcmM9Imh0dHA6Ly93d3cueW91dHViZS5jb20vZW1iZWQvajhsU2NITzJtTTAiIGZyYW1lYm9yZGVyPSIwIiBhbGxvd2Z1bGxzY3JlZW4+PC9pZnJhbWU+
SUBSCRIBE TO NEWSLETTER
All rights reserved © Company Name, 2014
Dolor aliquet augue augue sit magnis, magna aenean aenean et! Et tempor, facilisis cursus turpis tempor odio, cursus montes ac turpis. Ultrices! Massa integer augue ridiculus adipiscing, massa cras pid. Turpis placerat scelerisque, vut odio mus non, mattis porttitor, nunc odio, turpis tortor sit? Pid amet, sed facilisis.
  • Goblinus globalus fantumo tandempo
  • Scelerisque cursus dignissim donus
  • Montes vutario lacus quis arcupolisio
  • Leftomato denitro oculus tepircos den
  • Spiratio dodenus christmas popupius
  • Afrenius globalus spiritum tandempo
  • Fitatos vutario lacus quis arcup delis
Do you want more traffic?
Dignissim enim porta aliquam nisi pellentesque. Pulvinar rhoncus magnis turpis sit odio pid pulvinar mattis integer aliquam!
  • Goblinus globalus fantumo tubus dia montes
  • Scelerisque cursus dignissim lopatico vutario
  • Montes vutario lacus quis preambul den lacus
  • Leftomato denitro oculus softam lorum quis
  • Spiratio dodenus christmas gulleria tix digit
  • Dualo fitemus lacus quis preambul pat turtulis
  • Scelerisque cursus dignissim lopatico vutario
  • Montes vutario lacus quis preambul den lacus
SUBSCRIBE TO OUR NEWSLETTER AND START INCREASING YOUR PROFITS NOW!
* we never share your e-mail with third parties.
Do you want massive traffic?
Scelerisque augue ac hac, aliquet, nascetur turpis. Augue diam phasellus odio lorem integer, aliquam aliquam sociis nisi adipiscing hacac.
  • Goblinus globalus fantumo tubus dia
  • Scelerisque cursus dignissim lopatico
  • Montes vutario lacus quis preambul
  • Leftomato denitro oculus softam lorum
  • Spiratio dodenus christmas gulleria tix
  • Dualo fitemus lacus quis preambul bela
PGlmcmFtZSB3aWR0aD0iMTAwJSIgaGVpZ2h0PSIxMDAlIiBzcmM9Imh0dHA6Ly93d3cueW91dHViZS5jb20vZW1iZWQvajhsU2NITzJtTTAiIGZyYW1lYm9yZGVyPSIwIiBhbGxvd2Z1bGxzY3JlZW4+PC9pZnJhbWU+
* we never share your details with third parties.
ARE YOU READY? GET IT NOW!
Increase more than 500% of Email Subscribers!
Your Information will never be shared with any third party.