Comunicados 2018

“Los trabajadores somos la esperanza” o de cómo construir la Resistencia

La Corriente Federal de Trabajadores realizó el pasado sábado 14 de abril su Encuentro Nacional en la ciudad de Santa Fe, en la sede del Complejo Institucional de FESTRAM, Presidente Néstor Kirchner.

Por CARLOS BORGNA

 

La Corriente Federal de Trabajadores realizó el pasado sábado 14 de abril su Encuentro Nacional en la ciudad de Santa Fe, en la sede del Complejo Institucional de FESTRAM, Presidente Néstor Kirchner.

 

La Mesa Nacional de la CFT tomó una decisión estratégica al concretar este evento fuera de los límites de CABA o el Conurbano Bonaerense (antecedentes propios o con otros espacios son los efectuados en Avellaneda y Luján). El primer dato cualitativo es este, entonces.

La cantidad de seiscientos (600) dirigentes, integrantes de Comisiones Directivas de sindicatos y agrupaciones de la propia Corriente o afines a ella, es un elemento que potencia el hecho en sí mismo y las conclusiones arribadas y dadas a conocer en un documento adjunto.

El esquema de funcionamiento fue otro logro en su diseño, una mixtura de comisiones en plenario con exposiciones y en otras con división en grupos y síntesis, posibilitaron que todos/as en un plano de igualdad pudieran intercambiar impresiones y desarrollar propuestas. Este hecho fue fuertemente valorado por toda la dirigencia del interior que se dio cita allí, que se congregaron en cuatro Comisiones: Trabajo, Producción y Perspectiva Económica, Economías regionales; Pacto Fiscal, Reformas Laboral y Previsional, y La CFT en el interior y la CGT que pretendemos.

Se salió de la tradicional catarsis y autorreferenciación, para pasar a instancias de planteos concretos, análisis a fondo y la posibilidad de debatir sobre iniciativas posibles. Las compañeras y compañeros pudieron verificar que no están solos dando la pelea en cada ciudad, lugar o Provincia, sino que hay un conjunto de esfuerzos y luchas que se reiteran y desarrollan por todo el país y en donde la CFT tiene real participación.

Es claro además que va encontrando visibilidad una nueva camada de dirigentes que fortalece la mística, el respeto y la coherencia histórica que viene demostrando la conducción del propio espacio.

No es poco –acostumbrados a tanto falso protagonismo de algunos dirigentes de la CGT- ver a toda la conducción, a sus principales referentes y a sus dos diputados nacionales debatiendo durante más de dos horas y media o coordinando Comisiones.


Más fotos en la Página de FESTRAM en FAcebook

En este sentido un logro que merece resaltarse es el anuncio de la realización de un Encuentro Nacional de Mujeres de la CFT en Santa Fe; cuestión que más allá de la propia importancia del tema género, implica la visualización de mayores formas organizativas a su propio esquema de funcionamiento.

De igual forma, el consenso adquirido para volver a rencontrarse el 1 de Mayo en Concepción del Uruguay demuestra que estas iniciativas no son espasmos sino parte de un plan de lucha.

El documento en sí mismo, es un hecho político. El texto dice en uno de sus párrafos: “La necesidad de que los trabajadores, con o sin empleo formal, sindicalizados o en proceso de agremiación en la organizaciones de la economía popular confluyan en una única Confederación General del Trabajo. Con ese fin resulta imprescindible una convocatoria precisa que incluya la necesaria reforma estatutaria que garantice la participación activa de los representantes de las Delegaciones Regionales en el Consejo Directivo y los cuerpos deliberativos, establezca la inclusión orgánica de los trabajadores de la economía popular y la reincorporación de las organizaciones sindicales que hoy tienen la decidida voluntad de retornar a nuestra Central histórica.”

Y reafirmando su construcción política agrega: “….La necesidad imperiosa de que la denominada oposición se articule alrededor de un programa claro y concreto de emergencia nacional”. Como se ve no es una estructura que queda meramente en lo reivindicativo, sino que avanza en la construcción y la articulación, fortaleciendo su política multisectorial que quedó demarcada en el segundo semestre del año pasado y en lo que va del presente, en actividades focalizadas o de carácter reivindicativo y en actos de masas de enorme envergadura.

En este sentido adquiere otra dimensión lo expresado en la Apertura sobre cuáles son los límites de la unidad, haciendo directa referencia a aquellos que votaron el Pacto Fiscal, la reforma previsional y están dispuestos a apoyar la Reforma Laboral. Esa demarcación no sólo impacta en lo mediato, sino tiene lógicas consecuencias de cara al 2019.

De igual forma, los ocho puntos que integran el capítulo de la Emergencia Nacional no son sólo un enunciado de diagnóstico sino que habilitan relecturas y abren caminos al propio accionar.

Finalmente es valioso advertir que en momentos donde persiste gente que cree que resistir es sólo organizarse para pintar paredes, soñar con barricadas, o juntar un grupo de compañeros que canten ¡vamos a volver!, esta actividad se posiciona como una expresión de la Resistencia en proceso y construcción. De lo individual a lo colectivo. De abajo hacia arriba. Del Interior profundo hasta la Mesa Nacional.

La señalización en el discurso de cierre, de los que se jugaron por un sindicalismo de Liberación lo hicieron sin medir consecuencias y el recuerdo de los 30.000 detenidos desaparecidos emocionó a todos/as, pero también marcó el camino de las responsabilidades, el compromiso y los desafíos que a todos esperan.

 


Más fotos de los participantes en la página de FESTRAM en Facebook

Inicio
X